La saliva puede ayudar a detectar el Parkinson

La saliva puede ayudar a detectar el Parkinson

La saliva puede ayudar a detectar el Parkinson. Según un estudio del Instituto Banner Sun para Investigación sobre la Salud y la Clínica Mayo de Arizona, se descubrió que analizar una parte de la glándula submaxilar de una persona puede ser una manera de detectar esa patología.

La investigación se publicó este mes en Movement Disorders (Trastornos del Movimiento), revista oficial de la Sociedad Internacional de la Enfermedad de Parkinson y de los Trastornos del Movimiento.

Actualmente no existe ningún análisis capaz de diagnosticar con exactitud la enfermedad de Parkinson, pero los científicos creen que un procedimiento llamado biopsia transcutánea de la glándula submaxilar puede brindar la exactitud necesaria.

Este análisis implica introducir una aguja en la glándula submaxilar, por debajo de la mandíbula, para luego extraerla a fin de obtener el centro del tejido glandular. Los científicos buscaron una proteína en las células de los enfermos de Parkinson en etapa temprana y la compararon con sujetos que no padecían la enfermedad.

“Este es el primer estudio que demuestra el valor de analizar una parte de la glándula submaxilar para diagnosticar a una persona viva que padece Parkinson en etapa temprana. El hecho de diagnosticar mejor a los pacientes representa un gran paso en el esfuerzo por entender y tratar mejor a los pacientes”, comentó el autor del estudio, Charles Adler, neurólogo de la Clínica Mayo.

El estudio abarcó a 25 pacientes que sufrían la enfermedad de Parkinson durante menos de cinco años y a 10 sujetos de control que no padecían la afección. Las biopsias se obtuvieron de la glándula submaxilar, que es la encargada de la producción de saliva, y fueron realizadas como procedimiento ambulatorio por científicos de la Clínica Mayo, mientras que el análisis del tejido fue hecho por el equipo del Instituto Banner Sun para Investigación sobre la Salud. El examen se efectuó con biopsia en busca de pruebas de la presencia de la proteína anómala de la enfermedad de Parkinson.

Una de las posibles repercusiones más importantes de este resultado se observará en los ensayos clínicos, porque actualmente algunos pacientes que participan en ensayos clínicos para la enfermedad de Parkinson no necesariamente padecen esa afección, lo que presenta un gran impedimento para probar nuevas terapias.

Se detectó la proteína anómala de la enfermedad de Parkinson en 14 de los 19 pacientes de quienes se obtuvo suficiente tejido para el estudio. Una biopsia previa logró detectar la proteína en 9 de 12 pacientes con enfermedad avanzada.

La saliva puede ayudar a detectar el Parkinson
A través de El Universal

Originally posted 2016-02-22 09:32:20.

Loading...